Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Fallo en el primer lanzamiento del programa europeo Galileo

(defensa.com) El 22 de agosto tuvo lugar desde las instalaciones de la Guyana francesa, en Kourou, el primer lanzamiento de los satélites definitivos del programa europeo de navegación Galileo. Sin embargo al día siguiente se anunció que durante la parte final del vuelo se había producido una “anomalía” según la cual la etapa final Fregat-MT del cohete ruso Soyuz que portaba la carga dejó los satélites en una órbita incorrecta.

El análisis de los datos recogidos por la Agencia Espacial Europea (ESA) y la agencia francesa (CNES) tras la separación de los satélites confirmaron que éstos no estaban en la órbita esperada. La órbita en la que se encuentran los satélites sería elíptica con una excentricidad de 0,23, un semieje mayor de 26,200 km. y una inclinación de 49,8 grados mientras que el objetivo era situarlos en una órbita circular a una altitud de 29,000 km. inclinados 55 grados sobre el ecuador.

Los satélites funcionan correctamente sin embargo están situados en la órbita incorrecta por lo que en estos momentos se estudian las posibilidades que existen de recuperación. Se están estudiando todos los detalles del lanzamiento para averiguar si fue fallo de la etapa Fregat algo que de confirmarse afectaría al resto de lanzamientos previstos del programa.

El cohete Soyuz portaba los dos primeros satélites de capacidad operacional plena (Full Operational Capability o FUC) del programa Galileo, denominados Milena y Doresa. Ambos satélites fueron integrados en la fase Fregat en las instalaciones del puerto espacial S5 de Kourou antes del lanzamiento. Tanto los satélites como la fase Fregat están estables por lo que en ningún momento han supuesto un riesgo para la superficie terrestre.

El estudio de las causas y consecuencias de este fallo está siendo realizado por el contratista principal, Arianespace, Roscosmos, la agencia espacial rusa y los fabricantes rusos de la fase Fregat, RKTs-Progress y NPO Lavotchkine. Para ello, el 25 se anunció la creación de una comisión de expertos para analizar la anomalía y el impacto en la misión Galileo, formada por miembros del cliente final, la Agencia Espacial Europea, Arianespace y la Comisión Europea y también se ha elegido también un enlace con la agencia rusa Roscosmos.

Una vez compuesto el grupo de expertos procedentes de la ESA, CNES y otros organismos independientes, este comenzará mañana 28 el trabajo del que no se espera arroje conclusiones antes del 8 septiembre. El objetivo es determinar las causas exactas del fallo y reanudar los lanzamientos lo antes posible pero de manera totalmente segura. Estaba previsto que en septiembre se produjera un nuevo lanzamiento mediante cohetes Soyuz ya que el calendario de la ESA preveía que la constelación estuviera lista en 2017.

Se prevé formar una constelación de 24 satélites principales y tres de reserva que permitirán a Europa contar con una red propia de satélites de navegación global como alternativa al GPS estadounidense y al Glonass ruso, esfuerzo para el que la Comisión Europea ha destinado más de 13.000 millones de euros.

Esta misión, denominada Flight VS09,  era previsiblemente la última colaboración de Arianespace en el desarrollo del programa Galileo. En diciembre de 2005 y abril de 2008 se habían lanzado dos satélites de pruebas denominados GIOVE (Galileo In-Orbit Validation Element) mediante lanzadores Sozuz desde el cosmódromo de Baikonur en Kazastán. Después se lanzaron otros cuatro satélites para la validación en órbita, de dos en dos mediante lanzadores Soyuz desde la Guyana francesa en octubre de 2011 y octubre de 2012. Estas fases previas sirvieron para llegar la fase final del programa, la de lanzamiento de satélites de capacidad plena, siendo los dos primeros los que se han puesto en órbita el pasado viernes. (J.N.G.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.