Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Drones contra la deforestación en Brasil

La Policía Militar Ambiental (PMA) de Mato Grosso do Sul está realizando fiscalizaciones ambientales mediante el empleo de drones. El equipo identifica el área deforestada y los efectivos calculan el tamaño del área afectada. La unidad policial ya sancionó a siete agricultores este inicio de año. Los policías militares del municipio de Jardim (al sudoeste del Estado brasileño), días atrás, estando en relevamiento ambiental en la localidad de Guía Lopes de la Laguna, localizaron en una hacienda, un área de vegetación nativa del bioma cerrado deforestada ilegalmente.

El ganadero acabó con la vegetación y no tenía autorización ambiental para tal actividad. La madera producto de la deforestación del bosque no se encontraba en el lugar y ya había pasto en lugar de la vegetación original. Los uniformados midieron el área deforestada ilegalmente mediante uso de GPS, que totalizaba 43,27 hectáreas destruidas. El infractor recibió una multa equivalente a 12.500 euros.

De la misma forma, otro propietario rural también suprimió la vegetación y no tenía autorización ambiental para hacerlo. Se midieron 93,5 hectáreas destruidas. Este infractor, residente en Jardim, recibió una multa administrativa de casi 8.000 euros. Otros propietarios rurales del municipio de Guia Lopes da Laguna fueron castigados. En un caso fueron 6,2 hectáreas destruidas y el infractor recibió una multa administrativa de 500 euros y en otro 3,4 hectáreas, resultando en 300 euros de multa

Todas las actividades fueron prohibidas y todos podrán responder por crimen ambiental, que prevé una pena de tres a seis meses de detención. Los infractores fueron notificados a presentar un Plan de Recuperación del Área Degradada y alterada (PRADA) ante el órgano ambiental estatal. La Policía Militar Ambiental (PMA) identificó la existencia de aproximadamente 75 mil hectáreas en la Cuenca del Paraguay, que posiblemente hayan sido deforestadas y está intensificando la fiscalización. Desde el inicio del año, las acciones se están realizando en la región de Jardim, donde ya se han confirmado ocho áreas deforestadas.

Con base en el cruce de datos a partir de imágenes satelitales del Núcleo de Geoprocesamiento (NUGEO), del Ministerio Público Estatal (MPE), se identificaron 594 puntos de posible deforestación. Paradójicamente, el primer aparato recibido por la Policía Ambiental de este Estado fue incorporado cuando un productor pecuario sancionado tuvo que indemnizar al Ministerio Público de Mato Grosso del Sur, con un drone, en marzo pasado. (Javier Bonilla, Corresponsal del Grupo Edefa en Río de Janeiro)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.