Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Comisión Europea premia al Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) por su innovación en drones para inspecciones industriales por contacto

El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (FADA-CATEC), ubicado en Sevilla, ha obtenido el prestigioso premio europeo Innovation Radar 2017, una iniciativa que promueve la Comisión Europea a través de la Dirección General de Redes de Comunicación, Contenidos y Tecnología (DG CONNECT), con el fin de impulsar innovaciones de toda Europa que presentan un alto potencial para su posterior aplicación en el mercado.  CATEC ha conseguido este reconocimiento por el desarrollo de una nueva tecnología pionera a nivel mundial que permite el uso de robots aéreos y pequeñas aeronaves no tripuladas, conocidas popularmente como “drones”, para el desarrollo de inspecciones industriales por contacto.

Esta tecnología, denominada AEROX, se impuso en la fase final del premio, celebrada la pasada semana y en la que el fallo final del jurado compuesto por diversos expertos decidió conceder el premio global a CATEC por “su avanzado sistema de drones para el contacto aéreo”. El resultado y la entrega del premio tuvo lugar en la gala del evento “ICT Proposers Day”, celebrada en Budapest (Hungría) y en la que se reconocieron otras siete innovaciones europeas encuadradas en diferentes categorías. CATEC se impuso en la fase final de un concurso en el que han participado 48 de las innovaciones más destacadas de toda Europa desarrolladas por empresas, centros de investigación, startups o spin off universitarias que han contado con el apoyo de fondos europeos.

Con este premio, CATEC se consolida como un líder tecnológico europeo en el desarrollo de tecnologías y aplicaciones con drones para su uso en diversos sectores productivos e industriales. En concreto, el nuevo dron creado por CATEC es capaz de realizar inspecciones y trabajos que requieren contacto, por ejemplo, con sensores de ultrasonidos, lo que supone un gran paso para el uso de este tipo de robots aéreos en diversas tareas, de forma que no sólo vean desde el aire sino también toquen y sientan.

CATEC, que ya creó el primer prototipo de dron del mundo que cuenta con capacidades avanzadas de manipulación aérea para, por ejemplo, el montaje de estructuras y piezas en lugares de difícil acceso, se centró en este caso en desarrollar una tecnología que es capaz de mantener el contacto de una manera segura y fiable. El dron diseñado permite realizar movimientos muy precisos e incluye un dispositivo de contacto completamente nuevo que permite desacoplar y amortiguar las perturbaciones externas que pueda sufrir durante el trabajo que está realizando en el aire. Un aspecto que es crítico para mantener la estabilidad mientras el dron está realizando operaciones de contacto. La iniciativa forma parte del proyecto europeo AEROARMS.

Miguel Ángel Trujillo, jefe del equipo responsable de AEROX, y Aníbal Ollero, asesor Científico de CATEC, e investigador principal de AEROARMS, fueron los encargados de recoger el premio en Budapest.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.