Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Carbures factura 79,9 millones de euros en 2017, un 10,4% más que en 2016

Las tres líneas de negocio de la compañía  han cerrado el ejercicio con un EBITDA recurrente positivo por segundo año consecutivo. Carbures acelera así su proceso de crecimiento en 2017, lo que se ha traducido en una nueva mejora de sus resultados.  Sigue con su tendencia de crecimiento en la producción de piezas y estructuras en materiales compuestos. También crece en la venta de líneas de producción con tecnología propia y de vanguardia (robótica colaborativa e inteligencia artificial), teniendo un claro impacto positivo en sus resultados. La Compañía ha cerrado el ejercicio 2017 con unos ingresos de 79,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,4% con respecto a los ingresos reportados en 2016 (72,4 millones). Además, Carbures ha logrado cerrar el año con un EBITDA recurrente positivo de 2,3 millones de euros.

Por otro lado, la empresa resalta el refuerzo del balance y la reducción significativa de deuda neta durante 2017, que alcanzó los 60,2 millones de euros, la menor cifra alcanzada desde 2013. Además, Carbures ha continuado con su proceso de consolidación interna, reducción de costes y generación de sinergias con el objetivo de seguir creciendo de forma orgánica. En este sentido, ha simplificado su estructura operativa y financiera con el fin de aumentar la flexibilidad y eficiencia del negocio, con el consecuente impacto positivo en la rentabilidad de la Compañía.

Para el presidente y fundador de Carbures, Rafael Contreras, “el uso de los materiales compuestos sigue consolidándose como alternativa al metal y está en claro crecimiento en diversos sectores industriales, pero, especialmente en aquellos vinculados con la movilidad. Carbures navega a favor de esa corriente y esto se ha reflejado en nuestros resultados, que siguen mejorando año tras año”.

El desarrollo tecnológico ha propiciado que sus tres líneas de negocio hayan cerrado el ejercicio 2017 encadenando EBITDA recurrente positivo por segundo año consecutivo: Aerospace & Defense (aeroespacial), 1,6 millones de euros; Mobility (automoción), 2,5 millones de euros y Civil Works (Obra Civil), 0,5 millones de euros.

 “La estrategia de optimización de costes y generación de sinergias para impulsar el crecimiento orgánico de la Compañía está dando sus frutos, y esperamos que tenga mucho mayor impacto en términos de crecimiento y rentabilidad en 2018, ya que todas estas medidas de eficiencia y planes de refuerzo, que han sido acometidos en 2017, se están traduciendo en beneficios operativos importantes desde el principio del año”, explica el consejero delegado de Carbures, Borja Martínez-Laredo.

En 2017, la empresa ha consolidado su posicionamiento como fabricante mundial de referencia de piezas para el sector aeroespacial y de automoción en materiales compuestos y en servicios de ingeniería en ambos sectores. La Compañía alcanzó el ejercicio pasado su récord histórico de fabricación de piezas y máquinas de automóviles y aeroespacial en composites. Esto responde al incremento en la fabricación derivado de los desarrollos tecnológicos propios en industria 4.0.

Carbures Aerospace & Defense continúa a velocidad crucero

Al cierre de 2017, la división aeroespacial ha logrado una facturación de 33,4 millones de euros, un 41,8% de la facturación total. Aerospace ha cerrado 2017 batiendo su propio récord de producción con 78.303 piezas fabricadas, lo que supone un incremento del 71% con respecto a las 45.695 piezas fabricadas en 2016. Este incremento es debido a que Carbures se ha consolidado como un fabricante estratégico para Airbus y otros proveedores. La compañía fábrica piezas estructurales para los modelos de Airbus A320, A320NEO, A330, A340, A350, A380, entre otros aviones comerciales y para el A400M y el C295 de uso militar, realizando para estos últimos trabajos de ingeniería también.

Las piezas que fabrica para estos aviones son muy diversas y de un tamaño que puede oscilar desde los pocos centímetros, como los tapones para los depósitos de combustible, a los más de cuatro metros, como las tapas de los depósitos de combustible, las vigas o los paneles de la panza del avión, omegas para los fan cowls que dan rigidez al revestimiento del motor.

En este sector, Carbures participa en el Proyecto NIOBE, impulsado por Airbus y financiado por el CDTI. Carbures lidera un consorcio con otras dos empresas del sector, que tiene como objeto la reducción del peso de los equipos de aviónica y sistemas. De esta manera, gracias al expertise de Carbures, tanto en composites como en Sistemas, se ha logrado reducir hasta un 70% el peso de este tipo de equipos mediante la inserción de cableado y estructuras sensorizadas de composite. Asimismo, desde el área de Aerospace & Defense se está desarrollando un sistema robótico pionero de reducción de costes de afeitado de piezas para la planta de Airbus en Tablada, que además dispone de visión artificial para auto verificación.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.