Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un C-27J Spartan de la Fuerza Aérea de Australia en Palma de Mallorca

Un avión de transporte del fabricante italiano Leonardo C-27J Spartan perteneciente a la Real Fuerza Aérea de Australia recaló en el aeropuerto de Son San Joan,  Palma de Mallorca, muy lejos de su base de Richmond, en Nuevo Gales del Sur (Australia Oriental), en las antípodas de España. La aeronave de la Royal Australian Air Force (RAAF)  estaba completando un largo vuelo de entrega desde Waco (Texas) hasta la lejana Australia.

El quinto Spartan que se entrega a la RAAF cruzó el Atlántico saltando de isla en isla. Así, tras haber hecho escala en algún lugar del Caribe, llegó al archipiélago africano de Cabo Verde, en concreto en el aeropuerto internacional Amílcar Cabral sito en la Isla de la Sal, desde donde volaba hasta la de Madeira (Portugal). Posteriormente desde este territorio insular luso volaba hasta  Mallorca, a donde llegó el 20 de marzo ya entrada la noche. El día 22 despegó de nuevo camino de Heraklion (Creta-Grecia), la siguiente etapa en su largo periplo hasta Australia.

En mayo de 2012 la Defence Materiel Organisation (DMO) australiana firmó un contrato para adquirir diez C-27J, con los que devolver a la RAAF la capacidad de transporte táctico medio, perdida tras dar de baja ésta última a los veteranos de Havilland Canada DHC-4 Caribou en 2009. Aunque los aparatos son construidos en Italia en la línea de producción de Leonardo sita en el  aeropuerto Caselle-Turín, la adquisición, que se tramitado a través de un programa Foreign Military Sale (FMS) de los Estados Unidos,  se efectúa a la empresa norteamericana L3 Integrated Systems Group, que tiene sede en Waco, a través de la United States Air Force (USAF).

Una vez llegan los aviones de Italia a la planta norteamericana, a lo largo de tres meses se les instala el sistema de contramedidas de guerra electrónica y de defensa contra misiles infrarrojos, equipo de comunicaciones estándar de la USAF que usa la RAAF, y protección balística que se centra en la cabina y la estación del operador de cargas o loadmaster. Igualmente la filial de la multinacional L-3 los configura a la variante de Joint Cargo Aircraft requerida por la RAAF, además de facilitar los cursos de transformación al tipo de las tripulaciones y los de formación  a los mecánicos.

El primer C-27J, el matriculado A34-001, llegaba a la citada base de RAAF Richmond el 30 de junio de 2015,  aparato al que se sumarian otros tres, siendo el último recibido el A34-005,  que llegaba a la isla continente el 7 de diciembre, obteniendo poco después el 35º Squadron la denominada Initial Operating Capability (IOC).

La llegada del nuevo avión, que será el quinto entregado, aumentará la capacidad del 35º Squadron, que completa el hueco de transporte táctico, que queda entre los helicópteros Boeing CH-47D/F Chinook, y los transportes Lockheed Martin C-130J Super Hercules, y el estratégico Boeing C-17A Globemaster III. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El C-27J Spartan de la RAAF despegando del aeropuerto de Palma de Mallorca. Foto: Pedro de la Cruz.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.