Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Brasil condecora a Joseph Kovacs, creador del Tucano, el Universal y el TX-c

(defensa.com) El 23 de octubre, Día del Aviador y de la Fuerza Aérea Brasileña, en alusión al primer vuelo de Santos Dumont con el 14 BIS, la Fuerza Aérea de Brasil entregó la medalla de la Orden del Mérito Aeronáutico, la más alta distinción honorífica del Comando de la Aeronáutica de Brasil, al ingeniero y diseñador Joseph Kovacs. El galardón  le fue entregado en una ceremonia en las instalaciones del DCTA (Departamento de Ciencia y Tecnología Aeroespacial) por el  propio Comandante de la FAB, Tte. Brigadeiro do Ar Juniti Saito.

Kovacs, inmigrante húngaro, siendo Ingeniero Mecánico en el Empire Colegio de Budapest Hungría se radicó  en Brasil en los años 50, habiendo sido- tras diseñar algunos planeadores-  primer asistente de Henrich Focke, cuando este famoso fabricante de aviones, vino de Alemania para encabezar el entonces Centro Técnico Aeroespacial (CTA), trayendo a Brasil los planos del denominado Heliconair  HC-1, conocido en Brasil por Convertiplano, y predecesor directo del V-22 Osprey, despegando como helicóptero y volando como avión, cuyo desarrollo fue obstaculizado por cierta reticencia del mercado a proveerlo de motorización adecuada.
..
A finales de los años 60, Kovács se hizo conocido en todo el mundo por el desarrollo de los utilitarios "Regente" y los entrenadores T-25 Universal, utilizados desde hace más de 40 años en la formación de los cadetes de la Fuerza Aérea de Brasil, aeronave que también trajo innovaciones a la formación aeronáutica básica que se practicaba localmente desde modelos en funcionamiento en el momento, como el T-6, que no realizaban vuelo invertido. El avión, exportado a Chile en 1978, también llegó a ser usado en la Esquadrilha da Fumaça de la FAB, hasta la llegada del Tucano y luego operado por las Fuerzas Aéreas de Bolivia y Paraguay.

Kovacs se unió a Embraer en 1973, donde fue responsable del diseño y desarrollo del EMB 312 Tucano, considerado francamente  innovador, que revolucionó el concepto de los entrenadores, convirtiéndose en un punto de referencia para todos los proyectos de aviones de entrenamiento turbohélice, con casi 700 unidades vendidas a 25 fuerzas aéreas, algunas, habiendo inclusive entrado en combate exitosamente.

Entre los casi 60 aviones diseñados por el proyectista húngaro-brasileño, su más promisorio lanzamiento lo constituye el Novaer TX-c (en versión de entrenamiento militar) o UC-x, en su serie para aeroclubes, aviación general y traslados aeromédicos, cuyo piloto de pruebas es su propio hijo, Otavio Kovacs.

Actualmente, es consultor en proyectos de desarrollo en Novaer. Como un detalle original, en tiempos absolutamente informatizados como los actuales, Kóvacs utiliza como principal instrumento de trabajo una vieja calculadora Hewlet Packard. Una de sus frases favoritas  es "Juntando las mejores partes de cada avión, construirás un buen avión". De hecho en el Tucano se usaron conceptos del predecesor, Universal T-25, y hasta un perfil alar e inclusive un tren delantero muy similar al del Piper Navajo, con una buena dosis de creatividad adicional, sumada a los mejores aportes tecnológicos vigentes. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.