Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Así ha contribuido industria espacial española al mapa espacial 3D que revolucionará la astronomía

En exclusiva mundial, el director de Ciencia de la Agencia Espacial Europea (ESA), Álvaro Giménez,  presentaba en el Centro Europeo de Astronomía Espacial de Villanueva de la Cañada (Madrid) el primer mapa tridimensional de la Vía Láctea, que recoge más de 1.000 millones de estrellas y es el resultado de “cartografiar el cielo con una precisión jamás lograda hasta la fecha”, asegura el máximo representante de la ESA en España.

Puesto en órbita el 19 de diciembre de 2013 por el sexto cohete Soyuz en despegar desde el Centro Espacial de la Guayana francesa, la misión del telescopio espacial Gaia consiste en escanear nuestra galaxia de forma reiterada durante 5 años y lograr cartografiar en 3D al menos el 1% de sus objetos. Para ello dispone de la cámara digital más grande jamás construida para una misión espacial dotada con 106 detectores CCD que conforman una matriz de 1.000 millones de píxeles.

Desde una privilegiada posición orbital a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, Gaia disfruta de una impresionante visión que permite conocer mejor la mecánica celeste, comprender la dinámica estelar y descubrir el funcionamiento de la máquina galáctico. Airbus Defence & Space ha sido el contratista principal de esta maravilla tecnológica de 2 toneladas, que es la máxima referencia mundial de la tecnología opto-electrónica y en el que la industria espacial española ha aportado más del 10% de sus avanzados subsistemas y equipos.

En competencia con el resto del sector espacial europeo, ocho empresas españolas ─Airbus Defence & Space (CASA Espacio y CRISA), Alter Technology Group, GMV, Mier Comunicaciones, RYMSA, SENER y Thales Alenia Space España─ han aportado su alta capacidad industrial por valor de 36 millones, lo que equivale al 11,36 por ciento del presupuesto inicial del proyecto.

Con un contrato por valor de 10 millones de euros, la novedosa contribución de SENER es la sombrilla desplegable del satélite, un elemento crítico de cien metros cuadrados, que tiene la forma de un gran paraguas espacial y es responsable de minimizar la radiación solar y evitar que las variaciones de temperatura lleguen a alterar la óptica durante la exploración del cielo. “Si no se hubiera desplegado correctamente el escudo térmico, toda la misión Gaia se hubiera ido al traste” ─subraya Diego Rodríguez, director de Defensa y Espacio de la compañía española ─ ya que el rango de temperaturas en que opera el telescopio parte es muy estrecho”.

SENER también se ha responsabilizado del mecanismo de posicionamiento M2MM de los espejos secundarios de los telescopios, un equipo de precisión sub-micrométrica, que sirve para corregir los desajustes del telescopio. GMV ha estado volcada en el diseño, validación y puesta a punto de sofisticadas herramientas informáticas. Con una carga de trabajo del orden de los dos millones de euros, sus ingenieros han desarrollado el sistema de dinámica de vuelo y aportan su trabajo al tratamiento y buen funcionamiento del centro de operaciones científicas.

La física española Rocío Guerra es la responsable del equipo de operaciones de Gaia en ESAC. Formado por 25 ingenieros y científicos de la ESA y GMV, diariamente recibe entre 50 y 70 Gigabytes de datos, “que hay que desempaquetar, descomprimir, procesar y extraer los parámetros básicos para su envío a los seis centros que forman el Consorcio de Procesamiento y Análisis de Datos de Gaia”. Sus muchos años de trabajo en el proyecto le permiten afirmar que el catálogo 3D “será una referencia mundial incluso para mucho más allá de 2030”. Thales Alenia Space España ha concebido las unidades electrónicas de distribución de la señal del reloj de rubidio del satélite, que sincroniza las señales horarias ultra estables que regulan el correcto funcionamiento de los telescopios.

La factoría de Airbus Defence & Space en el norte de Madrid (CRISA) ha aportado toda la electrónica de proximidad de los 106 CCD ultra sensibles y enormes “ojos electrónicos” de Gaia, encargados de captar todos los fotones que pululan por el espacio exterior. Airbus Defence & Space en Barajas (Madrid) ha desarrollado la antena de alta ganancia que envía los datos obtenidos a las estaciones terrenas así como la estructura del módulo de servicio, fabricada en fibra de carbono. También ha sido responsable del subsistema eléctrico y de la integración de todo el cableado.

Mier Comunicaciones ha aportado los amplificadores de bajo ruido para la antena de alta ganancia de Airbus, mientras que RYMSA ha puesto a punto las antenas de baja ganancia de telemedida y telecomando (TTC). Alter Technology Group ha efectuado el programa completo de calificación de todos los componentes, lo que supone realizar mecánicos, térmicos y de radiación para asegurar la idoneidad de todos los componentes. (Juan Pons)

Fotografía: Ocho empresas españolas han aportado su saber hacer a que el primer mapa 3D del espacio sea una realidad. (J.Pons)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.