Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Accidente de un vehículo aéreo no tripulado SIVA del INTA

El pasado viernes 3 de junio tuvo lugar en torno a la Base Aérea de Matacán un accidente en el que se vio implicado un vehículo aéreo no tripulado (UAV o RPAS según la denominación actual del Ministerio de Defensa) SIVA (Sistema Integrado de Vigilancia Aérea) del INTA. Según nos confirman desde el Ministerio de Defensa, la aeronave pertenece al INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) y había despegado de la Base Aérea de Matacán, donde se encuentra la Escuela de Sistemas Aéreos no Tripulados (UAS) del Ejército del Aire.

Tras detectar una situación anormal durante el vuelo, el operador del SIVA decidió recuperar la aeronave desplegando el paracaídas de emergencia y aunque el suceso tuvo lugar en las proximidades de la vertical de la base, la aeronave cayó fuera del perímetro de esta, concretamente en el término de la localidad de Calvarrasa de Abajo.

El accidente no provocó daños personales ni materiales salvo los escasos daños que sufrió la aeronave por el impacto. Este fue recuperado por personal de la base y del INTA. Recordemos que el SIVA dispone de un paracaídas para la recuperación de la aeronave, cuyo empleo requiere una zona plana de 250 m. de anchura por 500 m. de longitud. Habitualmente se emplea el aterrizaje convencional en pista, de hecho el SIVA cuenta con un sistema de despegue y aterrizaje automático (ATOL).

La Escuela de Sistemas Aéreos no tripulados

Creada por la Orden Ministerial 18/2012, de fecha 16 de marzo, e inaugurada por el Jefe de Estado Mayor del Aire el día 22 de junio de 2012, nace como centro docente responsable de impartir las enseñanzas conducentes a la obtención de la titulación aeronáutica de Operador de Sistemas Aéreos no Tripulados, siendo así mismo centro de referencia y de colaboración con la Administración General del Estado, las instituciones autonómicas y locales, así como con otros centros de formación profesionales e instituciones educativas, civiles y militares, nacionales o extranjeras, para impartir la titulación o la convalidación de Operador de Sistemas Aéreos no Tripulados.

Está encuadrada en el Grupo de Escuelas de Matacán (GRUEMA) y en ella se forman los operadores de las Fuerzas Armadas que emplean los Searcher, SIVA y Atlante, y también los futuros usuarios del Reaper. Los planes de estudios de los operadores que se forman en Matacán contemplan cursos iniciales de aptitud que incluyen fases teóricas y prácticas y un curso específico para cada Ejército según las plataformas de cada uno.

El hecho de que los SIVA sean del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial se debe a que este organismo y el Ejército del Aire firmaron el 2 de agosto de 2012 un convenio de colaboración relativo a actividades con sistemas aéreos no tripulados como parte del apoyo a la creación de la Escuela UAS de Matacán por el que el INTA cedía aparatos para formación.

En la base se encuentran simuladores, hangares y otras instalaciones como la pista de tierra compacta que se emplea con el SIVA. La Escuela se ha convertido en el centro de referencia de los tres Ejércitos sobre todo para determinar procedimientos comunes para las aeronaves no tripuladas.

Además de en la Escuela UAS de Matacán, los SIVA son empleados por el Grupo de Artillería de Información y Localización de Objetivos del Regimiento de Artillería de Campaña (RACA) nº 63, en la base “Conde de Gazorla”, en Ferral del Bernesga, a escasos 12 kilómetros de León. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Un vehículo aéreo no tripulado SIVA (INTA)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.